¿ Cómo prevenir el dolor a causa del frío en los animales?

Estamos en la estación más fría del año, el invierno, y con él nos acompañan enfermedades que pensábamos inexistentes en nuestros animales. Por nuestra geografía, los agentes externos que pueden hacer que enfermen o reaparezcan las enfermedades son el FRÍO, el VIENTO, y la HUMEDAD.

En este post, vamos a integrar los conocimientos en MVTC y los conocimientos en medicina occidental para entender bien, porque aparecen ciertos problemas y como podemos prevenirlos.

En las personas, la enfermedad común afecta principalmente al aparato respiratorio; la gripe. En el caso de los animales, la especie que más puede sufrir el frío por mayor exposición y, actualmente, menor adaptación es el PERRO y el CABALLO. Por el contrario, las especies que viven principalmente dentro de casa, se ven menos afectadas por el frío, no por la humedad.

¿ qué hace que una animal sea más sensible al frío?

  1. Estado de salud; animales de edad avanzada, con enfermedades crónicas, o en situaciones precarias hace que tengan menos capacidad de mantener su temperatura corporal. Por el contrario, los animales jóvenes tienen mayor temperatura corporal y soportan mejor el frío.
  2. Problemas ortopédicos o neurológicos; los animales que sufran de artrosis, artritis, hernias discales, problemas de cadera, etc…. con el frío, los signos de dolor pueden aparecer nuevamente.
  3. Deficiencias de Yang; esto quiere decir falta de calor interno y predominio del Yin, sensación de frío constante y espalda frías

¿ qué produce el frío en el cuerpo?

Un exceso de frío, o una invasión por viento-frío-humedad comporta:

  1. Disminución del movimiento; al animal le cuesta moverse hasta que no entra un poco en calor, incluso hay casos en que no quiere dar sus paseos habituales
  2. Cojeras al inicio del movimiento
  3. Aparición de problemas de espalda o antiguas lesiones que parecían resueltas
  4. Dolor lumbar  que puede acompañarse con debilidad del las patas traseras
  5. Dolor cervical; los animales pueden beber menos o tener menos ganas de comer, a fin de no flexionar el cuello porque les duele


Si  tu animal está en una de estas situaciones te recomendamos el uso de CAPAS TÉRMICAS Y CUELLOS TÉRMICOS, para preservar su calor y evitar que cojan frío.

A continuación, te explicaré como deben ser las capas térmicas que no son simples vestidos.



ERRORES QUE SE COMETEN:

  1. Debe ir des del cuello hasta la base de la cola, no sirve que quede media espalda sin cubrirAbrigo impermeable y con cuello
  2. Debe ser de tejido tal que preserve el calor corporal y no deje penetrar el frío
  3. Debe ser impermeable y corta-vientos
  4. Debe quedar bien ajustada al cuerpo, no sirve de nada que quede holgada pues entre la prenda y el cuerpo hay un espacio por donde circula el viento

Hay muchas marcas de capas térmicas, personalmente, os dejo dos que resultan bastante bien. HURTTA y BACK ON TRACK. Los precios sueles oscilar entre 60-80€. No os recomiendo comprar más barato porque se consigue los objetivos deseados.

¿ ya tienes tu capa térmica?                                                                        ¡¡Aquí puede conseguirla!!